Cuando estaba en plena elaboración de la tesis de mi licenciatura, una de las tareas que me resultó más desafiante fue ir casa por casa visitando una lista de ochenta adultos mayores para realizar encuestas. Nunca me gustó andar por la calle golpeando puertas ni para vender, ni para regalar, ni para hacer encuestas, pero nadie más que yo podía hacer esta tarea y acepté el reto con ánimo resuelto en pro de la meta decidida de terminar la tesis, defenderla y graduarme. Parafraseando un poco el viejo y conocido dicho: «el fin justifica el esfuerzo» era mi lema.

Cuántas veces hacemos cosas que no haríamos si no hubiera algo más que lo justifica. Cosas que no nos gustan. Cosas que nos disgustan. Como siempre digo, todo lo que nos gusta en la vida, hasta lo que nos apasiona tiene algo, aunque sea un detalle que no es de nuestro agrado pero que aceptamos, toleramos, y hacemos para llegar a lo que nos gusta.

¿Qué es lo que te saca de la cama por las mañanas? ¿Qué es lo que te lleva a trabajar? ¿Qué te impulsa a estudiar tantas horas para aprobar una materia de tu carrera universitaria? ¿Qué te lleva a realizar horas extras en el trabajo? El secreto está en la motivación. No sales de la cama temprano porque te encanta madrugar (a pocos les gusta), lo haces para llegar temprano al trabajo, lo cual a su vez tiene sus recompensas, como puede ser una bonificación por puntualidad, o evitar perder el trabajo por impuntualidad. En definitiva, lo que te motiva es mantener el empleo, o tal vez algo más como ascender en la empresa.

La motivación es la chispa de la vida. Esa chispa que enciende el motor y nos mueve de nuestra zona de confort, de la inactividad, y nos lleva a hacer algo diferente. Ese algo puede ser que nos encante, como practicar nuestro deporte favorito, o el medio para llegar a eso que queremos llegar, como puede ser golpear puertas para realizar las encuestas necesarias para elaborar una tesis de licenciatura.

MOTIVATE YOURSELF AND STAY MOTIVATED FOR A LONGER TIME
Cuando sabes lo que quieres lograr, no hay obstáculo que te lo impida.

¿Por qué a veces se apaga la chispa?

Podemos perder la motivación por razones muy variadas:

  • Basamos nuestra motivación en pilares incorrectos, que son los estímulos externos, como los premios, o las palabras de aprobación de los demás. Por ejemplo: Si mi arreglo personal es solo para recibir atención de alguna persona, cuando esa persona me rechace, probablemente pierda la motivación por mi arreglo personal.
  • Motivación mal enfocada: Hacemos las cosas para evitar algo, y no para ganar. Un ejemplo de esto es cuando llegamos a tiempo al trabajo para evitar un despido, no para ganar tiempo y comenzar bien el día.
  • Baja tolerancia a la frustración: Nuestros esfuerzos no dan los resultados esperados a corto plazo y entonces nos desanimamos.
  • Por aburrimiento. Lo que antes nos entusiasmaba ya perdió su encanto. Esto puede suceder con una relación interpersonal, o con una carrera universitaria que no era la acertada, incluso con un proyecto personal.
  • Por estancamiento. Ese proyecto que en un principio nos presentaba un desafío importante ya es tema resuelto, lo tenemos dominado, no nos demanda la misma atención y esfuerzo que en un primer momento, lo cual apaga la chispa de la motivación.
  • Falta de objetivos claros y definidos. Si no tenemos absolutamente claro qué queremos lograr, hacia dónde vamos, difícilmente logremos mantener la motivación.
  • Seguimos objetivos y metas propuestos por otras personas, no los nuestros propios, eso los convierte en una obligación y una carga. En ocasiones logramos internalizar, hacer propios los objetivos de la empresa, de un equipo de trabajo, o de la familia y eso nos motiva. Sin embargo, si esto no ocurre se pierde la motivación.

¿Cómo tener nuestra propia chispa?

Existen varios elementos, que si los sabemos utilizar, funcionan como combustible para mantener encendida nuestra motivación. Puedes encontrar los tuyos propios, aquí solo te comparto algunos:

  • Visualizar nuestras metas de forma clara. Sean metas a corto, mediano o largo plazo, debemos tenerlas claras. Saber qué queremos lograr, hacia dónde queremos llegar y de qué manera, es clave para encender la chispa de la motivación.
  • ¿Puedes visualizarte tú mismo en la meta? ¿Cómo te ves? ¿Cómo te sientes? Cierra los ojos y deja que tu imaginación te ponga en escena. Saborea el momento.
  • Comprometernos con nuestros objetivos. Son nuestros y por lo tanto lo daremos todo para lograrlos. No hay necesidad de que nadie nos empuje, nos anime porque somos los primeros beneficiados al ir por ellos.
  • Capacitarnos día a día adquiriendo nuevos conocimientos, preparación, y desarrollando habilidades que nos acerquen a nuestras metas. Esta búsqueda constante de autosuperación ya es una motivación en sí misma.
  • Ver los obstáculos que se presentan en el camino como un reto para desarrollar nuevas habilidades, además de limar y fortalecer nuestro carácter.
  • Entender las crisis como oportunidades únicas de crecimiento. Las crisis suelen desestabilizarnos y asustarnos, pero con frecuencia son las que nos obligan a llegar más lejos de lo que una vez nos animamos a soñar.
  • Administrar correctamente las energías personales y el tiempo. Cuando sabes lo que quieres, todo lo que no cumple con tus metas pasa a ser tiempo perdido. Eso te ayuda a enfocarte y avanzar.
  • Reconceptualizar los fracasos. Todo lo que sale mal no es tiempo perdido, es aprendizaje. Cada pequeño fracaso te acerca a tu meta. Recuerda que si el plan falla, debes cambiar el plan pero no la meta.
  • Coloca en lugares claves de tu casa frases motivadoras, aquellas que te recuerden que vale la pena seguir intentando.
  • Quita el «no puedo» de tu mente, y de tu vocabulario. Tu mente cree todo lo que le dices y actuará de acuerdo a aquello que te digas.
  • Empápate de eso que quieres llegar a hacer, de lo que quieres lograr, y la chispa se mantendrá encendida, e incluso, contagiará a otros.

Y por último, pero no menos importante, cuando sientas que no puedes más, que pierdes el foco, las fuerzas, y la motivación, recuerda que no estás solo. Dice la Palabra de Dios:

«Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas».

Josué 1: 9

La historia está llena de personas comunes que se han perdido en las sombras del anonimato. Solo quienes se atreven a mantener la chispa encendida, a luchar valientemente por sus sueños, a no desanimarse ante los obstáculos, a levantarse una y otra vez contra viento y marea avanzando constantemente, han dejado huella. Son quienes nos inspiran, nos animan, y nos demuestran que se puede cuando se sabe lo que se quiere.

Tu puedes ser una de esas personas.


Lore Burgos

Mi nombre es Lidia Lorena Burgos. Soy Licenciada en Psicología General. De nacionalidad argentina. Felizmente casada hace 26 años y madre de 4 hijas maravillosas de 26, 22, 18 y 14 años. Actualmente resido en la Provincia de Neuquén, Argentina. Me apasiona escribir artículos, trabajar en radio, y brindar charlas educativas a la comunidad en mi área. Mi motivación es el servicio y mi lema "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece". Filipenses 4: 13

9 commentarios

Celeste · 06/12/2020 a las 3:26 am

Agradezco mucho por esta reflexión. Muchas veces me ha costado luchar por mis sueños, pero gracias a Dios y a las personas que pone en mi camino, me ayudan a que mi chispa no se apague. Bendiciones

    Lore Burgos · 07/12/2020 a las 1:15 pm

    ¡Qué lindo Celeste!Así es, Dios pone personas en nuestro camino que nos ayudan a volver a encender la chispita. Un abrazo grande.

      Ivonne rodriguez · 28/01/2021 a las 10:56 am

      Buenos dias.: espero ser lo más sintetica posible….leyendo el tema retrocedi más de 30 años atrás. Cuantas veces me pregunte y para q me prepare en tal cosa y no la aplique cuando terminaba de estudiar….las respuestas me la fue dando el tiempo hoy lo entiendo así y lo sigo haciendo xq no importa la edad mi mente tiene q estar en funcionamiento la vida es un eterno aprendizaje hasta el ultimo suspiro asi q manos a la obra tengo q seguir preparándome.acnedota:trabajaba en un laboratorio un buen dia se me ocurrió anotarme en un curso de ventas ,algunos me decían y para que 🤔 bueno me recibí y lo q más me dolió q nadie me acompaño a recibir el tan apreciado diploma.Un dia decido hacer un cambio de vida total deje el preciado trabajo y no solo eso mi casa mi flia y me voy a buscar mi futuro a otro dpto lejos de todo mi entorno no lo conocía ni la gente y sin tener en vista un trabajo a la aventura pues que les cuento q después de pasar x dos trabajos entro a trabajar en un sanatorio y en que área….. se imajinan….en el área comercial y ahí después de años me jubile .Esa es una de las experiencias de vida no volvi en ningún momento para atrás y estoy radicada en la zona desde hace 30 años.No ha sido todo oro para hacer la montañita pero es solo proponerse Dios nos va dirigiendo los pasos estoy feliz 😄 y no me arrepiento.Muchas gracias Lore xpermitirme compartir una de las tantas experiencias de vida.mis cariños yvo de maldonado 🇺🇾 😄💐

        Lore Burgos · 28/01/2021 a las 11:11 am

        ¡Ivonne querida! Gracias por compartir tan rica experiencia. Y así es la vida, hay tiempo para todo, y es dejar los miedos y darle para adelante. Me alegra saber que estás feliz de la decisión tomada. Bendiciones.

Sandra Mantilla · 02/06/2021 a las 2:20 pm

En poder ser ese ser humano q mi hijo nesecita no lo quiero perder y no se como comportarse con el pues está consumiendo drogas y tiene muy malas amistades a veces deseó votarlo de casa pero me arrepiento y ese es mi más grande temor el equivocarme con el ayúdame Dios le bendiga

    Lore Burgos · 02/06/2021 a las 2:53 pm

    Sandra querida! Qué dificil lucha estás viviendo. Amor y firmeza son necesarios para ayudar a tu hijo además de mucha oración. Un abrazo fuerte. Dios te bendiga.

Silvia Ivonne Zahoul Díaz · 02/06/2021 a las 3:07 pm

Normalmente soy una persona muy positiva, lo primero que siento en la mañana es que Dios me ama y quiere que viva. Pienso que el amor es el motivador principal, el amor de Dios el amor a la familia. Pero de manera personal, me gusta tener metas, todo el tiempo pienso en cosas que quiero hacer, esas metas son mi motivador constante no me gusta quedarme estática. Cuando mencione que normalmente soy positiva lo digo por que a veces, no siento esta fuerza. Y le pido a Dios que me la de.

    Lore Burgos · 03/06/2021 a las 11:05 am

    Hola Ivonne. El amor es el motivador por naturaleza. La fuerza que mueve el mundo. El otro tipo de motivación que mencionas pienso que es el deseo de autosuperación. Mi lema de vida: ser hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy.
    Un abrazo.

Analia Martinez · 03/06/2021 a las 12:31 pm

Este articulo me ayudo a comprender, que muchas veces hacemos las cosas con las motivaciones incorrectas, y es por eso que muchas veces terminamos desanimándonos y dejar a mitad de camino nuestras decisiones y proyectos.
Creo que amarse y amar lo que uno hace es lo que mantendrá la chispa encendida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *